You are here

Principios de la Terapia de Compresión

Principios de la Terapia de Compresión

El concepto de la terapia de compresión radica en un principio mecánico simple y eficiente: la aplicación de una prenda elástica alrededor de la pierna. 

Al comprimir el miembro con una compresión gradual - más fuerte en el tobillo y disminuyendo hacia arriba de la pierna - la media de compresión ayuda al retorno venoso, disminuye la presión venosa, previene la estasis venosa y el deterioro de las paredes venosas, y alivia de manera eficiente las piernas adoloridas y pesadas, ya que ayuda al cuerpo a mover la sangre hacia arriba de la pierna en contra la atracción de la gravedad.

Este tratamiento es prescrito por el médico para tratar la flebitis, la trombosis y para el cuidado postoperatorio, para la escleroterapia y otras formas de tratamiento de las venas varicosas, y también para aliviar los padecimientos de la enfermedad venosa crónica (piernas pesadas, venas varicosas, edemas, úlceras de la pierna). También puede ser prescrito para prevenir los problemas de las venas durante el embarazo y para los viajes largos. Si no existen contraindicaciones, tales como la insuficiencia arterial severa, se pueden incluso comprar medias de compresión de menor presión sin prescripción.

Dependiendo de la patología, la terapia médica de compresión puede ser aplicada en diferentes formas: calcetines, medias, pantis o vendajes. 

Las nuevas texturas actuales y los diseños de estilo de los productos de compresión SIGVARIS® animan a un mejor cumplimiento de la terapia por parte del paciente.

Principios:

  1. El principio de esta terapia es ejercer una presión controlada sobre el miembro. La unidad de presión es el milímetro de mercurio (mmHg) o el hectopascal (hPa). 1 mmHg = 1,33 hPa.

  2. La presión es ejercida mediante la aplicación de un dispositivo sobre el miembro. Las medias o los vendajes son dispositivos médicos y deben satisfacer requerimientos estrictos. Los dispositivos se llaman órtesis, lo que significa que su acción es soportar o reforzar una parte del cuerpo humano, y no ser un sustituto como en el caso de una prótesis.

  3. La acción del dispositivo es mecánica. Utiliza el principio de la histéresis que es definido por la curva de estiramiento-relajación de un cuerpo elástico. La transmisión por esos dispositivos de la presión al sistema vascular es indirecta.

  4. El principio hace frente a la hiperpresión inducida por un sistema venoso defectuoso.

  5. La presión es más fuerte a nivel del tobillo. El dispositivo debe ejercer una contrapresión ahí donde el nivel de presión es el más fuerte: en el tobillo.

  6. La presión es decreciente. La dirección de la corriente sanguínea debe ser respetada. Por lo tanto la presión debe ser decreciente. La disminución gradual de la presión es definida en los requerimientos de los dispositivos, y depende de las clases de compresión.

  7. La presión es determinada por:
    - La fuerza de retracción elástica de la calcetería.
    - La forma de la pierna: La presión ejercida sobre la pierna depende de la curvatura de la superficie local (Ley de Laplace). Así, una media determinada ejerce una presión superior por encima del borde tibial y el tendón de Aquiles y una presión inferior en la faz lateral de la pierna. Detrás de los tobillos no se ejerce presión, ya que la prenda no toca la piel.

Referencia:
  - Pollack A.A. et Wood E.H. Venous pressure in the saphenous vein at the ankle in man during exercise and changes in posture. J Appl Physicl. 1949,1: 649.
  - Partsch H., Rabe E., Stemmer R. Compression. Chaptre 5. In: Compression of the extremities. Editions Phlébologiques Françaises. 2000. Paris. Pages 57-134.

Efectos de la compresión:

1. Efecto hemodinámico

  • Aumenta el flujo sanguíneo venoso
  • Disminuye el volumen sanguíneo venoso
  • Reduce el reflujo en las venas enfermas superficiales y/o profundas
  • Reduce una presión venosa patológicamente elevada

   
2. Efecto sobre el tejido

  • Reduce un edema elevado del tejido
  • Aumenta el drenaje de sustancias nocivas
  • Reduce la inflamación
  • Sustenta los procesos reparativos
  • Mejora el movimiento de tendones y articulaciones