Trastornos venosos crónicos (TVC)

Permanecer de pie o sentado constantemente impide el flujo de sangre hacia el corazón. Bajo ciertas circunstancias, esto puede causar una insuficiencia venosa, que se caracteriza por el funcionamiento incorrecto de las válvulas venosas que interfiere con el retorno venoso y provoca que la sangre se acumule en las venas.

What is compression therapy

El adulto de talla promedio tiene alrededor de 4 a 6 litros de sangre que se bombean a través del cuerpo casi 1500 veces al día. Por lo tanto, con aproximadamente 7000 litros de sangre que deben devolverse al corazón todos los días, el corazón y el sistema venoso tienen una tarea difícil de realizar, especialmente porque deben superar la fuerza de la gravedad para bombear la sangre hacia arriba.

Las venas de las piernas se pueden dilatar por diferentes motivos, la hipertensión venosa es uno de ellos. Si las venas de las piernas están dilatadas, las válvulas de las venas ya no se pueden cerrar correctamente. Un reflujo venoso ocurre cuando la sangre se filtra hacia abajo y se estanca en la vena.

El reflujo venoso persistente y la hipertensión venosa pueden dañar aún más las paredes internas de las venas de las piernas y esto puede provocar una insuficiencia venosa crónica que indica las formas más avanzadas de trastornos venosos.

Las manifestaciones agudas de la enfermedad venosa generalmente ocurren sin condiciones preexistentes, pero también pueden desencadenarse por una enfermedad venosa crónica y requieren tratamiento médico.

Tanto en los trastornos venosos crónicos como en los agudos, la terapia de compresión juega un papel fundamental en el concepto de tratamiento

El riesgo de desarrollar un trastorno venoso crónico depende de varios factores, como el sedentarismo, el tabaquismo, la cirugía, la edad y el sexo, entre otros. Consulte nuestra página de factores de riesgo para obtener más información. 

Insuficienza venosa

Permanecer de pie o sentado constantemente impide el flujo de sangre hacia el corazón. Bajo ciertas circunstancias, esto puede causar una insuficiencia venosa, que se caracteriza por el funcionamiento incorrecto de las válvulas venosas que interfiere con el retorno venoso y provoca que la sangre se acumule en las venas.

Si no se trata, la insuficiencia venosa puede dar lugar a la formación de trastornos graves incluyendo la flebitis, la embolia pulmonar o las úlceras. Según el Estudio de venas de Bonn de 2003, se estima que uno de cada seis hombres y una de cada cinco mujeres sufren de insuficiencia venosa crónica.

A pesar de que la gravedad de la insuficiencia venosa crónica ha disminuido en los últimos 20 años, los datos de este estudio muestran claramente que los trastornos venosos son todavía muy comunes en toda la población. Mira nuestro video para aprender más sobre los trastornos venosos.

Sistema venoso perturbado

En pacientes con enfermedad venosa crónica, las paredes internas de las venas de las piernas sufren cambios patológicos debido a la hipertensión u otras razones y se deterioran. Esto hace que las venas de las piernas se dilaten, lo que evita que las válvulas se cierren correctamente. Esto, a su vez, provoca un reflujo, que es cuando la sangre se filtra hacia abajo y se estanca en la vena, lo que lleva a una mayor hipertensión venosa y formas más avanzadas de trastornos venosos crónicos. Esta condición se conoce como insuficiencia venosa crónica (IVC), que puede resultar en edema, cambio cutáneo y, en algunos casos, ulceraciones

Subtipos TVC

El sistema CEAP se utiliza para distinguir entre los diferentes subtipos.

C0S: piernas pesadas, sensación de hinchazón y dolor en las piernas

Con el estadio C0S, los pacientes a menudo describen una sensación de piernas pesadas, caracterizada por una sensación de incomodidad, cansancio y dolor en las piernas. Estos síntomas a menudo se experimentan después de estar sentado o de pie durante muchas horas y ocurren en la tarde; por lo general, no se presentan en la mañana ni después de despertarse. En verano, los síntomas pueden aumentar debido al calor, y generalmente se asocian con pies y tobillos hinchados. Aún no hay signos visibles o palpables de enfermedad venosa en esta etapa temprana de los trastornos venosos.

Tratamiento y cuidado de las piernas pesadas 

  • Para evitar piernas pesadas, doloridas y cansadas, utilice las soluciones de compresión Sigvaris. 
  • La elevación de las piernas suele hacer desaparecer los síntomas.
  • Una amplia gama de cremas y geles está disponible para aliviar los síntomas de piernas pesadas.

C1: Arañas vasculares y venas reticulares

Medical illustration of a leg with spider veins

Las arañas vasculares (también llamadas telangiectasia) son venas pequeñas, dilatadas y superficiales que corresponden a una confluencia de vénulas intradérmicas dilatadas de menos de 1 mm de calibre. Se pueden encontrar en diferentes áreas de la pierna. Las venas reticulares son venas subdérmicas azuladas dilatadas, generalmente de 1 mm a menos de 3 mm de diámetro. Suelen ser tortuosas. Esto excluye las venas normales visibles en personas con piel delgada y transparente.

Tratamiento y cuidado de las arañas vasculares

Es importante saber que: antes de considerar cualquier tratamiento para las arañas vasculares, es esencial realizar una ecografía dúplex para evaluar si está presente o no un reflujo venoso subyacente

C2: Venas varicosas

Medical illustration of a leg with varicose veins

Las venas varicosas son venas subcutáneas, dilatadas y tortuosas de 3 mm o más de diámetro. Tienen válvulas defectuosas, lo que causa estasis venosa. Las venas varicosas se pueden encontrar en el pie, la pantorrilla, el muslo o la pierna entera, y afectan a casi al 30 % de la población mundial.

Las venas varicosas pueden ser dolorosas o, por el contrario, totalmente indoloras. Cuando los síntomas están presentes, incluyen hinchazón de los tobillos y las piernas, pesadez o congestión, dolor, inquietud, fatiga, dolor, calambres y picazón. Existen muchas causas conocidas para el desarrollo de venas varicosas, como tener más de 50 años, trabajar por un tiempo prolongado de pie o sentado, inactividad física, obesidad, herencia, embarazo y menopausia.

El diagnóstico temprano es esencial para prevenir el empeoramiento de la enfermedad venosa. Si no se da tratamiento, las complicaciones pueden incluir tromboflebitis (proceso inflamatorio que causa la formación de un coágulo de sangre) y várices hemorrágicas.

Tratamiento y cuidado de las venas varicosas

Varicose veins are damaged veins in which the venous valves do not close properly.

C3: Edema

Venous edema

El edema se define como un aumento perceptible en el volumen de líquido en la piel y en el tejido subcutáneo, habitualmente indentado con presión. El edema venoso usualmente ocurre en la región del tobillo, pero puede extenderse a la pierna y al pie. Existen muchas causas de edema, como estar de pie o sentado durante largos períodos de tiempo, inactividad física, enfermedad venosa crónica, linfedema, filariasis, herencia, embarazo, cirugía y traumatismo. Los edemas de origen venoso se producen cuando la sangre se estanca en las venas, lo que impide que los capilares funcionen correctamente y causa un exceso de líquido (agua, electrolitos, proteínas, sustancias disueltas) que se acumula en la piel  y el tejido subcutáneo.

 Tratamiento y cuidado del edema

C4a: Dermatitis eritematosa (eccema)

El eccema es una reacción inflamatoria de la piel inducida por el estancamiento de la sangre en las venas. En su mayoría se encuentra cerca de las venas varicosas, pero se puede encontrar en cualquier parte de la pierna. Si no se trata, puede derivar en formación de ampollas, supuración o descamación de la piel de la pierna.

Tratamiento y cuidado del eccema

Se debe administrar un tratamiento antiinflamatorio adecuado si el médico lo considera necesario. 

C4a: Pigmentación

Medical illustration of a leg with venous discoloration

La pigmentación se define por un oscurecimiento café de la piel debido a la fuga de eritrocitos de la vena al tejido circundante. Generalmente ocurre en la región del tobillo, pero puede extenderse a la pierna y al pie.

Tratamiento y cuidado de la pigmentación

Es importante saber que: la pigmentación generalmente permanece incluso después de la eliminación de las correspondientes venas varicosas mediante cirugía o escleroterapia.

C4b: Lipodermatoesclerosis (LDS)

La lipodermatoesclerosis (LDS) se refiere a una inflamación crónica localizada y fibrosis de la piel y tejidos subcutáneos de la parte inferior de la pierna que se presenta en pacientes con trastornos venosos crónicos graves. La LDS a veces está precedida por un edema inflamatorio difuso de la piel, que puede ser doloroso y que a menudo se conoce como hipodermitis. La LDS debe diferenciarse de la linfangitis, la erisipela o la celulitis por sus signos locales y características sistémicas particularmente diferentes.

Tratamiento y cuidado de la LDS

Se debe proporcionar un tratamiento antiinflamatorio adecuado si el médico lo considera necesario.

C4b: Atrofia blanca

Medical illustration of a leg with white atrophy

La atrofia blanca, también llamada vasculitis livedoide  es un tipo de cicatriz localizada en la parte inferior de la pierna o el pie. Es un área de piel a menudo circular, blanquecina y atrófica, rodeada por capilares dilatados y, en ocasiones, hiperpigmentación. Es un signo de TVC grave y representa secuelas tardías de lipodermatoesclerosis, donde la piel ha perdido su flujo sanguíneo de nutrientes.

Tratamiento y cuidado de la atrofia blanca

C5 y C6: Úlcera de pierna cicatrizada y activa

Medical illustration of a leg with active venous leg ulcer

C6: Úlcera de pierna activa

Medical illustration of a leg with healed venous leg ulcer

C5: Úlcera de pierna activa

Una úlcera venosa en la pierna es un defecto del espesor total de la piel, con mayor frecuencia en la región del tobillo, que no se cura espontáneamente y se mantiene con TVC. Una úlcera de pierna activa se clasifica como C6, mientras que las úlceras de pierna cicatrizadas se clasifican como C5 de acuerdo con la clasificación CEAP.

Las úlceras venosas de las piernas son lesiones abiertas dolorosas en la parte inferior de la pierna que se producen en presencia de una enfermedad venosa grave. La herida en sí es a menudo irregular y puede haber supuración cuando el líquido del tejido se filtra de la herida.

Es importante saber que las úlceras no se curan espontáneamente, pero que existen opciones de tratamiento para esta enfermedad grave y, a menudo, dolorosa.

Tratamiento y cuidado de las úlceras de las piernas

Una úlcera venosa en la pierna puede tardar meses en curarse.

  • El tratamiento primario incluye curar la herida y controlar una posible infección.
  • Controlar el dolor, minimizar la hinchazón y proteger la piel sana también son pasos cruciales durante el tratamiento.
  • Se aplica la compresión de estiramiento corto o un sistema especial de medias para úlceras aplicando una presión > 40 mmHg hasta la curación de la úlcera venosa de la pierna. El médico podrá evaluar su condición y prescribir el tratamiento más efectivo.
  • Otras medidas: vendajes de compresión inelásticos
  • Otras medidas de intervención ablación endotérmica (láser/radiofrecuencia), ablación química (escleroterapia con espuma guiada por ultrasonido) y terapia de afeitado (escisión del tejido afectado)

Es importante saber que: casi el 80 % de las úlceras venosas de las piernas pueden curarse con un buen tratamiento de la herida. Una vez que se haya curado, el paciente debe usar medias de compresión graduada médicas de mínimo 30-40 mmHg de Sigvaris de por vida para evitar la recurrencia de la úlcera. Las caminatas diarias, una dieta saludable y el control de peso también son claves en el cuidado del paciente.

Lectura adicional